Derogaron DL1323 y aparecieron 02 casos de homofobia

0
150

A sólo 24 horas después de que el Congreso derogó el DL1323 contra la violencia de género que, entre otras acciones permitía condenas agravadas en casos de feminicidio e incluía la figura de crímenes de odio, además de sanciones por el delito de discriminación a la población LGTBIQ; dos denuncias de violencia homofóbica se han producido.

Según lo indicado por el agraviado a un medio local: , Jonathan Skinner asiste el pasado sábado 06 a la discoteca Noise en Barranco acompañando a un amigo que es Drag Queen y estaba haciendo un performance en dicho local, en la barra del bar se le acerca Gonzalo José Flores Cavero, un desconocido, el mismo que empieza a llegar de halagos a Jonathan pero aclarando que es heterosexual y muy macho, minutos después cuando ya se estaba yendo el agraviado, Gonzalo Flores se acerca y le propicia un golpe en la cabeza, y luego repite la acción varias veces, entre los golpes Jonathan tenía un vaso con agua el cual moja al agresor y este reacciona con un fuerte cabezazo lo cual produce una hemorragia nasal sobre Skinner, lo que hizo que los demás asistentes reaccionaran ayudando a Jonathan, mientras el personal de seguridad sacó al agresor de la discoteca siguiendo con la burla hacia Skinner.
Ambos fueron conducidos a la comisaría de Barranco: “Me hicieron esperar dos horas y media. Él (agresor) cuando se fue agarró el papel de la denuncia y me lo tiró en la cara”, cuenta Jonathan Skinner.
Al otro día cuando quiso obtener una copia de la denuncia, el policía de turno le dijo que no había ninguna denuncia registrada. “Debe ser que no funciona el Internet”, fue la excusa que –asegura- le dio el custodio.

“La policía peruana no piensa hacer nada. Yo voy a encargarme de que este vídeo sea viral. Publiquen en redes sociales para que esta persona pague por lo que ha hecho”, exige.

Mientras tanto en una discoteca de Miraflores:

Un joven de 21 años, identificado como Fernando Bravo, denunció que fue agredido en una discoteca de Miraflores el pasado fin de semana. Según dijo, los propios guardias de seguridad lo golpearon y expulsaron del local Urban Bar luego de que lo vieron bailar con uno de sus amigos.

“Me dejaron con el ojo ensangrentado, dolores de espalda por los múltiples golpes. Se burlaron de nosotros ante cualquier reclamo. Me dejaron inconsciente y en la calle”, contó. Además, indicó que, al interponer la denuncia en la Comisaría de Miraflores, los oficiales se mostraron indiferentes.

“Nos hemos acercado para dar mayor material visual donde yo estoy siendo atacado. No se nos ha permitido dar ese material porque es su día de descanso”, declaró. El estudiante desconoce el nombre de los agresores, pues la Policía se ha rehusado a revelarle las identidades.

Mientras tanto, el local solo ha publicado un comunicado en redes sociales para informar que investiga lo ocurrido.

No hay comentarios

Dejar respuesta