Israel se suma a la lucha contra la homofobia

0
157

Israel está llevando adelante una importante lucha por la igualdad de derechos, luego de que el Parlamento aprobara esta semana la ley de subrogación, la cual excluye a los homosexuales hacer uso de los servicios de una madre sustitutas para poder tener hijos.

Este domingo se llevó adelante una importante huelga general, es por ello, que las principales empresas como farmacéutica Teva; las empresas de comunicación Bezeq, Cellcom y Motorola; Facebook Israel; entre otras organizaciones e instituciones de Israel anunciaron que permitirían a sus empleados, miembros de la comunidad LGBT, ausentarse del trabajo para participar en las protestas, informó el Jerusalem Post.

El miércoles, durante la denominada “marcha de furia”, los activistas LGBT caminaron hacia el complejo del gobierno de Kirya, continuaron por la calle Kaplan y se reunieron en la Plaza Habima. El sábado por la noche, también miles de personas también se manifestaron en Tel Aviv.

El primer ministro Benjamin Netanyahu fue uno de los políticos que votó en contra de una enmienda al proyecto de ley que permitiría a los hombres homosexuales tener un hijo a través de la maternidad subrogada.

En respuesta al proyecto de ley, el líder de Yesid Atid, Yair Lapid, calificó al primer ministro de cobarde y dijo que “prometió en una reunión para el partido Likud que apoyaría una ley que permitiría a los padres LGBT ser padres, pero votó en contra.”

“De acuerdo con el inglés fluido del primer ministro, estamos en un paraíso LGBT, pero en realidad no nos permiten casarnos y no se nos permite tener hijos”, dijo el presidente de la Asociación LGBT, Hen Azrieli, durante las protestas del sábado.

“Nuestra lucha no es sólo por la subrogación, sino también por la igualdad en general”, explica un manifestante de nombre Amir a un medio judio. “Ha sido una semana muy difícil para Israel con las tres leyes discriminatorias que se han aprobado”, dijo en referencia a la Ley de Maternidad Subrogada, la Ley del Estado-Nación y la “Ley de Rompiendo el Silencio”, que prohíbe el acceso a escuelas de grupos que critican a soldados israelíes y las acciones del ejército.

Por su parte, el exprimer ministro y exjefe del Estado Mayor de las FDI, Ehud Barak, también participó en las protestas que tuvieron lugar en el conocido Bulevar Rothschild de Tel Aviv. “Dejé de trabajar y vine aquí para mostrar solidaridad con la comunidad LGBT. Creo que esta es una lucha muy importante y es bueno que la gente lo haga”, dijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aqui