Claves para descubrir si tu pareja te está siendo infiel

0
557

Ser fiel a tu pareja es, sin duda, uno de los pilares básicos de una relación. Cuando la confianza se pierde por culpa de la infidelidad, es complicado volver a estar bien y que la relación funcione.

Ahora bien, complicado no es lo mismo que imposible, por lo que algunas parejas superan este bache y consiguen recuperar la estabilidad de nuevo.

Cuando estamos en pareja y vemos que la otra persona comienza a cambiar de actitud sin que encontremos explicación alguna, son muchas las personas que empiezan a olerse –o imaginarse, – que les están siendo infieles.

Cómo saber si tu pareja te está engañando
Las infidelidades en las relaciones de pareja son frecuentes. Sin embargo, no siempre se acaban sabiendo. Detectar a una pareja infiel es complicado, a no ser que la persona que comete el adulterio deje pistas muy evidentes o que sea descubierto en ese momento y no lo pueda negar. De hecho, la mayoría de las infidelidades pasan desapercibidas o no llegan a ser probadas, porque las reglas del juego tienden a favorecer a los que engañan.

Pero es posible conocer una serie de señales que podrían indicar que algo ocurre fuera de la relación. Cuando se dice “algo puede ocurrir” nos referimos a que estas claves no son 100% infalibles, y los comportamientos que tu pareja muestra pueden ser debidos a otros motivos, que no hay que descartar. Por lo que para ser lo más objetivos posible es necesario hacer una valoración global teniendo en cuenta cómo es la persona y cuál la situación, y por supuesto, no acusar a nadie si no hay pruebas fehacientes de que la fidelidad está ocurriendo.

Estas son las claves que podrían indicar que una infidelidad se podría estár llevando a cabo.

1. Cambio de hábitos
Conoces perfectamente a tu pareja porque han convivido juntos muchos años. Pero lleva unos meses comportándose de forma extraña y ha adoptado hábitos que antes no tenía. Por ejemplo, revisa su smartphone cada día antes de acostarse y se pasa horas enganchado al aparato cuando sale de trabajar. Encima, cuando le preguntas con quién habla tanto, evita responderte, se muestra tenso y te oculta las conversaciones.

2. No sabe qué responder o no concuerdan sus historias
No solamente se muestra tenso u oculta conversaciones, sino que cuando le haces una pregunta, como por ejemplo, “¿qué has hecho al salir del trabajo?”, no sabe qué responder o sus explicaciones no son lo suficientemente convincentes. Pero ojo, que está parte puede variar, ya que hay algunos que tienden a ser muy buenos actores y te pueden tejer historias tan convincentes que nunca podrías llegar a descubrilo. Pero no todo está perdido, siempre en algún momento algo no concordará y tarde o temprano podrás descubrir la mentira.

3. Se pone a la defensiva
Y claro, a ti te extraña su comportamiento, por lo que le preguntas algo para que te lo aclare. En vez de actuar de manera serena, sabiendo que no tiene nada que ocultar, resulta que se molesta, evita responderte o simplemente trata de cambiar las situaciones, incluso involucrarte para salir aeroso. No hay motivo para ponerse así, a no ser que esconda algo…

Si resulta que un amigo en común les cuenta que lo están engañando, al comentar la situación se pondrá a la defensiva con el tema quitando importancia al acto de infidelidad con los clásicos “no era una pareja feliz”, “estas cosas pasan”, “se veía venir”…

“Condenar a los demás significa condenarse a sí mismo”, explica una psicóloga. Tu pareja evitará que estas críticas puedan recaer sobre su persona en el futuro.

4. Cambio en la rutina
No solamente cambia de hábitos y de manera de actuar, sino que su rutina parece haberse modificado. Ahora tiene nuevos hobbies, nuevas aficiones, y mira tú por dónde, no te incluye en ninguna de sus actividades.

5.- Se toma muchos selfies atrevidos
Es usual que todos nos tomemos fotos entre amigos o solos, pero cuando alguien tiende a tomarse fotos muy llamativas o muy sexys, ten por seguro que está tratando de lucirse en alguna app o tratando de impresionar a alguien más, y ese alguien no eres tú.

6. Muchas horas de trabajo
Las personas infieles suelen utilizar el trabajo como excusa. Si antes solía trabajar sus 8 horas diarias, ahora sale siempre más tarde de lo usual, incluso tiene que irse de viaje con la empresa y ahora también trabaja los sábados… Estos son algunos indicadores que pueden hacerte sospechar de sus verdaderas intenciones.

7. Quiere ir solo a todos lados
Puede que tu relación no pase por su mejor momento, pero nunca se había comportado de manera que evitaba tu presencia en muchas situaciones. Ahora prefiere estar solo en la habitación o ir solo a cualquier lugar. De pronto decide hacer en solitario tareas que antes hacían juntos sin problema y te da la sensación de que quiere deshacerte de ti. Parece que alguien empieza a sobrar en sus planes. Evidentemente todo el mundo necesita su espacio, pero este no es el motivo de su actitud.

8. Presta excesiva atención a su aspecto físico
Presta mucha atención a su aspecto físico, se viste mejor, usa aftershave todos los días e incluso vuelve al gimnasio pese a tenerlo olvidado. Se comporta igual que cuando comenzaba la relación contigo, pero que con el tiempo parecía haber olvidado. Este comportamiento extraño puede significar que está intentando impresionar a alguien.

9. Celos repentinos
Si siempre has sido una persona simpática, y de pronto tu pareja ve tus sonrisas y halagos con desconocidos (camareros, vecinos o amigos poco cercanos) como intentos de ligar con diestro y siniestro, puede ser que se esté viendo a sí mismo. Como él está teniendo un romance, empieza a darse cuenta de que “no es tan descabellado que tú también puedas tenerlo” y desarrollar unos celos infundados.
Muchos infieles no aceptan que su pareja puedan serlo tambi, auénnque suene tirado de los pelos, pero ellos suelen ser egoistas y sólo ellos pueden ser y no pueden tolerar que le puedas ser infiel.

10. Se queda en blanco
Cuando uno se mete en un lio de mentiras y engaños, llega un punto en el que puede comenzar a olvidar qué excusas te ha estado poniendo y ponga cara de circunstancias ante la mínima cuestión. “Su cerebro está frito con los detalles de las mentiras y excusas que te ha dicho y hecho”, argumenta una psicóloga.

Puedes descubrir si son todo mentiras simplemente mirando a tu pareja a los ojos, encontrarás esa “mirada lejana y vacía” del que no sabe de dónde sacar más mentiras.

Perdonar o no una infidelidad ya depende de cada uno.
Lo importante es tener una buena comunicación y si la relación se puede salvar, deben conversar y aclarar bien los puntos en los que han fallado y si no, es mejor terminar algo que ya no tiene solución, porque el que es infiel una vez, puede serlo siempre….

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aqui