Adiós mitos del VIH, sácatelos de la cabeza

0
3290

El tema de la discriminación dentro de nuestra comunidad LGBT está sobre la mesa y hemos discutido sobre diferentes temas relacionados a esto. Pero hay uno que se mantiene en la oscuridad y del cual muchos son víctima: Los mitos sobre quienes son seropositivos.

Mark S. King es el creador de un blog en el que habla sobre los estigmas de la comunidad gay que vive con VIH, busca romper con los tabúes que la sociedad tiene sobre quienes viven como él.

Por eso hemos decidido extraer varias de las premisas que equivocadamente se escuchan por las calles:

Mito #1: “Todos los VIH positivos son barebackeros drogadictos”.

Muchos se sienten más seguros imponiendo un sentimiento de culpa en quienes tienen VIH. Obviamente eso no está bien. La mayoría de las personas que actualmente comienzan a vivir con VIH lo contrajeron con su pareja o con una situación de sexo casual normal. Por eso es tan importante hacerse la prueba con regularidad. No todo el que contrae el VIH lo hace gracias a fiestas de sexo depravado que incluye drogas y alcohol. Pensar eso es juzgar y hasta ser homofóbico. Es lo que quienes están en nuestra contra piensan de todos los gays. No decimos que eso nunca pase, pero tampoco significa que la relaciones sexuales con parejas “estables” sean más seguras. Tanto una escena como la otra es peligrosa y debe ser manejada con responsabilidad.

MITO #2: “Si ando con un VIH+ me va a contagiar”

Tan sencillo como usar condón. ¿te gusta hacerlo sin condón? ah bueno, hay maneras de tener menos riesgo de adquirir el VIH sin condón, pero recuerda que el condón es hasta ahora lo más efectivo a la hora de prevenir. Lo que no se te debe olvidar es que andando con una persona VIH+ o no, si tienes una vida sexual muy activa (como la mayoría) es importante hacerte la prueba de VIH por lo menos una vez al año.

retrovirales

MITO #3: “Vivir con VIH es un horror tóxico de medicamentos”.

Sí, el VIH requiere de medicamentos y algunas visitas al doctor. Pero también cualquier otro virus o condición. Con tantas opciones de terapias y tantos avances, cada vez son menos los efectos secundarios. Así que es hora de olvidarlo: los VIH positivos no despiertan llorando todas las mañanas y tragado cientos de pastillas.

MITO #4: “Si tienes VIH eres un mentiroso peligroso”.

Uno de los mitos más tristes y fuertes es el que dice que quién tiene VIH no habla de su estatus porque “no le importan los demás” o que quiere “contagiar a otros”. Casi nadie quiere que otro contraiga el virus. El mantener en silencio esta situación es porque obviamente la sociedad no está preparada y muchos temen vivir bajo una nueva discriminación además de la que ya reciben por ser homosexuales.

MITO #5: “Libre de enfermedades”, “Limpio”, “Sano”. Calificativos tontos a la hora de buscar sexo.

Si usas esta frase para filtrar o buscar compañeros sexuales probablemente te estés haciendo más daño que bien. Está confirmado que los VIH positivos indetectables no están transmitiendo a sus parejas el virus. Así que rechazar a alguien que lo es, puede ser discriminatorio. Etiquetar a alguien como “dañado” o “enfermo” puede ser muy desmoralizante y sólo quienes sufren de esto saben lo que significa.

Si quieres preguntarle a alguien sobre su status piensa en una forma más educada de hacerlo: “Mis exámenes son negativos hasta esta fecha ¿Y tú que tal?”. Preguntar si alguien está “limpio” o “enfermo” te hará quedar como un idiota, sobre todo porque no sabes qué otras enfermedades de transmisión sexual puedes tener sin haberte enterado.

MITO #6: “Los hombres con VIH son promiscuos o tienen una vida sexual sucia”.

Si usamos la vida sexual del hombre gay como termómetro, todos tenemos nuestros momentos. A veces tenemos una vida sexual activa, a veces hay sequía y a veces la que tenemos es muy mala (Como la de cualquiera). Los VIH positivos viven la misma realidad que cualquier hombre. Además, juzgar a alguien por la cantidad de sexo que tiene ya suena bien retrógrado.

Pensar que alguien que es VIH positivo es diferente a nosotros es una tontería. Algunos disfrutan de tener mucho sexo y otros no, como cualquiera. Después de todo, solo hace falta una relación sexual para contraer el virus.

pareja_beso1

“Cómo se convirtieron” en VIH+ no es tu problema.

Aunque te parezca interesante o te entretenga, no es tu problema. No importa que tan buenas sean tus intenciones. Si alguien positivo tiene ganas de contártelo es su decisión. Además, probablemente no sea una súper historia, lo más común es que “tuvo sexo sin protección y listo”. Thats all!

Los VIH+ no son tus maestros en el tema.

No todos los VIH positivos son expertos, activistas y conocedores sobre el tema. Simplemente viven con el virus y saben lo que han experimentado. Así que no esperes que si conoces a uno, se convierta en tu tutor sobre salud sexual y protección. Siempre puedes comprar un libro.

Sick man sitting on his bed while looking at the camera

MITO #7: “Los VIH postivos van a morir pronto”.

Los estudios y los hechos confirman que una persona VIH positiva tiene la misma esperanza de vida que una negativa y pueden vivir una vida normal. Incluso algunas investigaciones dicen que pueden vivir más, porque suelen visitar más regularmente a doctores y pueden descubrir cualquier enfermedad antes que otros. Miedos como estos deben desaparecer.

MITO #8: “Nunca encontrarán una cura”.

Cada vez hay más descubrimientos que cambian el horizonte y hacen la vida más fácil y menos riesgosa para todos. Ya se están probando lubricantes que matarán el virus antes de afectar a otros. Pronto habrán nuevos antiretrovirales, incluso inyecciones que pueden llegar a protegernos de la transmisión. Nuevos condones están siendo probados. Cada vez los tratamientos para los VIH positivos serán menos tóxicos y con menos efectos secundarios.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aqui