Trans humillado en el control de un aeropuerto al extraerle su prótesis genital

0
1550

Ser trans es algo complicado. A la ya de por si difícil situación de nacer en un cuerpo con el que no te identificas, pertenecer a una minoría, la aceptación de tus seres queridos y el entorno, se añaden esos momentos cotidianos por el que todos pasamos, como puede ser tener que enseñar nuestra documentación en un control o un cacheo, que pueden tornarse aun más desagradables si cabe. Un pasajero trans ha demandado a una aerolínea australiana al considerar que fue humillado cuando en un control rutinario de acceso a la nave, tras pasar por el escáner, el personal de seguridad le quitó su prótesis genital.

De acuerdo con el pasajero, el escáner de cuerpo completo mostró la prótesis genital que portaba, por lo que inmediatamente procedió a explicar su condición de trans y que por ese motivo llevaba ese pene. El integrante de seguridad aseguró que tenía que llamar a su supervisor mientras cogía un par de guantes y supuestamente comentó que no iba a tocar “eso” con sus manos desnudas. Obviamente es una cuestión de higiene mutua el portar guantes, pero si ese comentario se produjo, era totalmente gratuito y de mal gusto. Según el pasajero, parecía que estaba más interesado en montar una escena que en aligerar el incómodo proceso. Tras ser llevado a un cubículo y extraerle la prótesis, le hicieron rellenar un formulario y le observaron mientras volvía a colocársela.

El incidente, que sucedió en 2015, es objeto de una denuncia tramitada a través de la Alianza LGBTI nacional dirigida a la comisión del aeropuerto y la seguridad aérea. Aunque asegura que ya está acostumbrado a estos roces, entendemos que se te quede mal cuerpo cuando te dispones a irte de vacaciones y te toca pasar ese mal trago, haciéndole sentir ansiedad y humillación.

Pero no es la única denuncia interpuesta por el mismo motivo, a lo largo y ancho de los aeropuertos de todo el mundo se repiten con frecuencia estas situaciones, tanto es así que existe un hashtag en Twitter para estos casos llamado #travellingwhiletrans – Viajar siendo trans-. La seguridad es algo fundamental, y más en estos momentos de histeria colectiva fruto del contexto internacional, pero si que es cierto que a veces se echa en falta algo más de tacto y sensibilidad con los pasajeros.