Nuevos datos sobre el asesino de Orlando

0
898

Nuevos documentos hechos públicos desde la oficina del ‘sheriff’ del condado de Santa Lucía, en el estado de Florida, muestran que Omar Mateen, el hombre que mató a 49 personas en un club gay, había sido objeto de repetidas burlas en su trabajo por ser musulmán.

En los documentos, recogidos por la estadounidense CBS, Omar Mateen asegura que se referían a él de forma regular con adjetivos despectivos por parte de los trabajadores del tribunal en el que trabajaba como guardia.

Según los registros, Mateen había escrito que se había tenido que «enfrentar a mucho acoso» por parte de los trabajadores del tribunal y sus compañeros de la empresa G4S.

«Cuando empecé a trabajar en el juzgado, David Torres (de G4S) le dijo a los compañeros que era un musulmán extremista y un posible terrorista», había escrito. En estos textos, Mateen detalla algunas de las burlas, entre ellas la de un agente que en una ocasión le dijo que espera que su chaleco antibalas «no fuera un chaleco suicida».

En otra instancia, Mateen asegura que otro agente se dirigió a él en estos términos: «¿No es tu hora del rezo? Coge tu alfombra mágica, rézale a tu dios y asegúrate de que miras al este», en referencia a la dirección en la que se encuentra la Meca.

También según estos registros, Mateen habría dicho a sus jefes que, como respuesta a sus burlas, le había dicho a sus compañeros que tenía relación con los sospechosos del atentado del maratón d Boston y con el atacante de Fort Hood.

El pasado 11 de junio, Mateen acudió al club ‘Pulse’, un local gay, donde mató a 49 personas en lo que se convirtió en la peor masacre en territorio estadounidense desde los atentados del 11 de septiembre de 2001. Mateen fue abatido por la Policía.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aqui