Lo que debes saber sobre la fractura del pene.

0
167

Seguramente acabas de pensar “¿cómo que el ‘sinhueso’ se puede fracturar!”. Claro que puede, y aquí te decimos las causas y consecuencias de una dolorosa fractura de berenjena.
El pene —pájaro, paloma, camote, cheeto, cíclope, berenjena o como le quieras llamar— está conformado internamente por músculos, tejidos, arterias, venas, cuerpo esponjoso, cuerpo cavernoso y nervios.

Durante la erección, los cuerpos esponjoso y cavernoso aumentan de tamaño debido a que los tejidos se llenan de sangre. Ambas estructuras están cubiertas por una capa gruesa y resistente llamada túnica albugínea.

¿Por qué se fractura?
Es la pregunta del millón: ¿por qué se fractura si no tiene hueso?

Como ya lo comentamos, los cuerpos cavernoso y esponjoso permanecen rígidos gracias a la túnica albugínea. Si el pene se dobla de manera repentina o forzada, la túnica albugínea presenta una ruptura.
Es muy común que la berenjena se fracture durante la relación sexual —al ser muy ruda—, pero también puede fracturarse por una masturbación agresiva o practicando el taqaandan; es muy popular en Oriente y consiste en doblar a propósito la punta para evitar las erecciones no deseadas.

¿Cómo saber si me fracturé?

Durante las relaciones sexuales rudas, tu ‘amigo’ puede salirse completamente del recto del receptor —no importa si es hombre o mujer—, y como no logras “atinarle”, puedes causar que el nepe sufra un traumatismo.

Otro motivo por el que puede fracturarse es por adoptar una mala posición sexual.

En algunas ocasiones, no pasa de un dolor que desaparece al cabo de un rato, por lo que puedes descartar alguna fractura. Sin embargo, si escuchas un sonido muy similar al chasquido —por ejemplo, cuando te truenas los dedos— significa que se ha fracturado.
Otros síntomas de la fractura son la pérdida inmediata de la erección y la aparición de un hematoma —moretón— que se extiende a lo largo del miembro. En ciertos casos, la uretra también se ve afectada, por lo que puede aparecer sangre en la punta del glande.

Y si aún tienes duda, es frecuente que tu ‘amigo’ se vea doblado hacia el sitio de la fractura.

¿Qué pasa si no me atiendo?
Este tipo de fractura debe atenderse de inmediato. La lesión se puede diagnosticar a través de exámenes físicos o por radiografía, y generalmente se recomienda reparación quirúrgica inmediata.

De no tratarse a tiempo, la fractura puede ocasionar deformación permanente, presentar curvaturas durante la erección, dolor a la hora de las relaciones sexuales o presentar cuadros de impotencia.
Ahora que ya lo sabes, procura llevar una vida sexual responsable y con mucho cuidado.
Dicen que “más vale pájaro en mano que…”, ¿cómo lo terminarías?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aqui