¿cuál es el origen del drag?

0
212

Hoy en día el drag es considerado un arte. Es innegable el talento de estos artistas, pero ¿cómo surgió el drag? Aquí te contamos.
Hoy por hoy, el drag es una de las formas de expresión artística más populares en la comunidad LGBT+. Sobre todo en los últimos años, este arte se ha popularizado por programas como RuPaul’s Drag Race, The Switch, La Más Draga, por mencionar algunos. Pero el drag es más que un concurso, es una forma de expresarte y ser quien tú quieras, como tú quieras. Pero ¿de dónde viene? ¿Quién o quiénes fueron los precursores? En esta nota te contaremos un poco acerca del origen del drag.

¿De dónde viene el drag?

El término drag es el acrónimo de Dressed as a girl (Vestido como mujer), utilizado para referirse a una persona en un personaje de rasgos andróginos. También se dice que el termino viene del verbo drag, que en español se traduce como “arrastrar”, en referencia a los largos vestidos y faldas que los intérpretes utilizaban en el teatro.

Existen varias teorías acerca del surgimiento del drag, pero la más popular y aceptada dice que el drag surge en en el siglo XIX en Reino Unido, en los espectáculos de burlesque victoriano. Surge además como un elemento dramático en el que se satirizaba a la aristocracia y la esfera política de la época, y se usaba para burlarse de los roles de género que imperaban en esos años.
En la segunda mitad del siglo XIX en Reino Unido, el teatro era un modo de esparcimiento para la población. Su impacto era similar al que tienen hoy los medios de comunicación con nosotros. Por esta razón, el drag era usado como una forma de crítica social, haciendo una representación cómica y exagerada de la sociedad, apoyándose del uso de estereotipos. Algunos de los temas tratados eran la desigualdad social, la raza y las controversias políticas.

El drag en el sigo XX
Para la primera mitad del siglo XX el drag ya había evolucionado dejando un poco atrás la crítica y pasando a ser una expresión casi totalmente artística. Para 1950, los espectáculos de drag eran muy comunes en establecimientos donde predominaba la clientela homosexual, así como en bares gays que eran clandestinos, pues aún había mucha represión.
Hay algo muy importante que debe mencionarse: en esta época no solo había drags hombres, también había mujeres drag (en ese entonces los términos drag queen y drag king aún no se usaban).

Las drags como defensoras de derechos
1969 es un año que la comunidad siempre deberá recordar, pues se podría decir que aquí inició la lucha por nuestros derechos. Ese año, en la madrugada del 28 de junio, se llevó a cabo una redada policial en el bar gay Stonewall de Nueva York. Ahí arrestaron a los asistentes del lugar en un acto de represión contra la comunidad LGBT+; sin embargo, aquella noche fue diferente: la comunidad no se dejó y alzó la voz.

Fue precisamente una drag queen y trans —el término queen se había agregado como símbolo de fuerza y poder— la que inició el movimiento de liberación de la comunidad LGBT+. Marsha P. Johnson fue una de las drags presentes en la noche de la redada de Stonewall. Ella, junto con su amiga Sylvia Rivera —una activista transgénero—, formaron el Frente de Liberación Gay.

Johnson y Rivera fundaron también la organización Activistas Revolucionarias Travestidas de la Calle (STAR por sus siglas en inglés). Dicha organización se encargaba de proveer techo, comida y apoyo a personas en situaciones vulnerables. Hay que recalcar que Marsha y Sylvia pagaban todos los gastos de la organización con dinero propio. Y un año después de los disturbios de Stonewall, ellas fueron unas de las precursoras de la primera Marcha del Orgullo LGBT+ en la historia. Hasta el día de su muerte, Marsha P. Johnson fue una activista por los derechos de la comunidad LGBT+ y en la lucha contra el VIH.
El drag hasta nuestros días
Hoy el panorama y el contexto ha cambiado totalmente. El drag se ha ganado un lugar muy merecido en la comunidad LGBT+. Los concursos de drag queens han puesto al arte en la escena. No podemos pasar de largo al famoso programa RuPaul’s Drag Race, que ha popularizado el drag desde hace ya 10 años, llevándolo a nuevos públicos y fronteras. Y en Latinoamérica también han surgido programas comoThe Switch en Chile o La Más Draga en México.
La escena drag mexicana también ha tenido un auge importante, pues no solo han surgido diversos concursos de drags, también se ha abierto una puerta para que el drag incursione en otras áreas como la música y el teatro, con artistas como Aurora Wonders en el protagónico de un musical.

Así es como el drag ha pasado a otros escenarios
Hoy podemos ver a drags como Miss Fame incursionando en el mundo del modelaje y el maquillaje —cuenta con su propia marca—. Además, ha colaborado con revistas de la talla de Vogue.
También hay grandes cantantes drag como Conchita Wurst, quien ganó el primer lugar del concurso del Festival de la Canción Eurovisión 2014. Casi 200 años después de que surgiera, hoy por fin se está reconociendo al drag como lo que es: una forma de arte y expresión que rompe barreras y te brinda la oportunidad de ser quien tú quieras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aqui