¿Los homosexuales son más fieles que los heterosexuales?

0
130

Muchos dicen que los homosexuales no son fieles, pero ¿qué tan cierta es esa afirmación? Este estudio despejó varias dudas.

Si te preguntaran qué tan fiel eres, ¿qué responderías: sí o no? Si tienes pareja, lo más probable es que hayas respondido afirmativamente. Solo un grupo habría respondido que no. Esto pasa porque actualmente la fidelidad puede ser algo muy subjetivo.

Ya no vivimos en una época en la que las parejas deben ser exclusivamente monógamas; es decir, una sola pareja para toda la vida. Tampoco es fácil encontrar al “amor verdadero” en una época en la que con un desliz de dedo puedes estar en contacto con varias personas a la vez.

Los homosexuales sí son más fieles

Así como lo lees: los homosexuales sí son más fieles que los heterosexuales. Un estudio realizado por el Instituto Sexológico Murciano (Isemu), en España, demostró que los índices de fidelidad en parejas heterosexuales son apenas del 50%. En cambio, en parejas de lesbianas y gays el índice es de 67% y 60% respectivamente.
Según la investigación, a las personas homosexuales les cuesta más trabajo encontrar una pareja estable. El estudio también arrojó que los homosexuales tienen más parejas casuales hasta encontrar a la “buena”. Durante este periodo aumentan los índices de infidelidad, ya sea sentimental o sexual. No obstante, una vez que encuentran una pareja estable, esto aumenta la felicidad y disminuye la posibilidad de ser infiel.

Diferentes tipos de relaciones

Como mencionamos al principio, la fidelidad es un tema muy subjetivo. Actualmente existen muchos tipos de relaciones, siendo la monógama o la abierta las más comunes. En ambos, el nivel de fidelidad puede variar y, en ocasiones, provocar problemas.

Relación monógama. Por muchos es considerada la relación idónea. Nuestra sociedad nos enseña a buscar a la “media naranja” que nos acompañará el resto de nuestra vida. Sin embargo, con el paso de los años, esta idea se puede ir diluyendo: es muy difícil encontrar a la persona indicada. O simplemente no existe.

Desafortunadamente, en muchos casos, cuando se encuentra a una pareja estable, pueden presentarse casos de infidelidad. Tal vez por influencia de la idea machista de “entre más parejas, más masculino” o por una relación desgastada, es común que un integrante de la pareja decida tener encuentros casuales (a escondidas) con alguien más.
Relación abierta. Este tipo de parejas es cada vez más común. Por lo general es consensuada: aunque mantengan una relación sentimental, siempre hay la posibilidad de tener encuentros de todo tipo con otra(s) persona(s), sin que esto afecte la relación que ya está establecida. No es de extrañarse que, a través de apps de ligue, veamos la frase “tengo pareja”.

En la época de nuevas formas de relaciones, también es común encontrar a parejas estables que desean tener encuentros sexuales con un tercero. El swinging es una práctica que ha cobrado relevancia en los últimos años. Consiste en el intercambio de parejas para tener relaciones sexuales con el consentimiento de la pareja.

En todos los casos, la comunicación y la honestidad son vitales para lograr la fidelidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aqui