¡Una victoria más! La SEP va por la diversidad sexual

0
112

La formación básica es fundamental para orientar a la sociedad. La SEP ya está difundiendo libros de biología que abarcan la diversidad sexual.

Alumnos y alumnas de primero de secundaria ya tienen acceso a una educación sexual enfocada en la diversidad sexual. Abordan el género como una construcción social, y contemplan la homosexualidad, la bisexualidad, la transexualidad y la homofobia.

De los 17 libros de biología para primer año de secundaria, al menos seis de ellos abarcan estos temas. Algunos incluso hablan sobre masturbación, erotismo, autoconocimiento y embarazo adolescente. Esta reforma educativa fue rechazada fuertemente por la Unión Nacional de Padres de Familia. Sin embargo, la existencia de estos libros refleja un avance en la consciencia de la diversidad sexual.
El doctor David Barrios Martínez, sexólogo, mencionó en una entrevista con Noticieros Televisa que “la educación sexual es un indicador social del desarrollo de un país”.
Dice que “hay cuatro ejes para la educación sexual: la equidad de género, la reinvindicación al derecho al placer, el respeto a la diversidad sexual y una concepción amplia de lo que es la educación y la salud sexual.

En la concepción amplia de qué es la sexualidad, el doctor Barrios señaló los aspectos orgánicos, psicoafectivos y culturales.

Papá y mamá deben acercarse a la temática sexológica a partir de dos elementos: primero, que sea información científica y humanista. Y en segundo lugar, que sea laica […] Si nosotros educamos con moralismos en vez de valores éticos, podemos alterar el contenido de ese conocimiento […] y crear prejuicios.

¿Por qué es importante para la comunidad LGBT+ que la educación pública hable de la diversidad sexual?

En un país donde el machismo, la homofobia, la transfobia y la discriminación son el pan de cada día, que el Gobierno comience a implementar una educación sexual amplia es un pequeño logro para nosotros.

Cada vez será más normalizada la diversidad. Que una persona de 11 años sea capaz de decir “Comprendo de qué va la transexualidad” o “Comprendo qué es la homosexualidad y la bisexualidad” es un avance social. Se formará como un individuo ético, y evitará y rechazará la discriminación.

También significa que los niños y las niñas transgénero comprenderán qué es lo que están sintiendo. Esto ayudará mucho a la población más estigmatizada de nuestra comunidad.
El bullying a los niños y niñas LGBT+ será visibilizado y, por lo tanto, combatido. Esto formará una sociedad cuyas cifras de crímenes por odio serán disminuidas drásticamente.

Todo esto se ve reflejado en que en países donde la educación sexual diversa es obligatoria, como Alemania y Francia, el índice de odio a la comunidad LGBT+ es bajísimo, según el raking gay friendly publicado por el portal Spartacus.

Nunca olvidemos que urge hacernos escuchar. Como individuos, necesitamos ser visibilizados, debemos informarnos y exigir que se nos deje de estigmatizar. Como diría Confucio:

«La educación genera confianza. La confianza genera esperanza. La esperanza genera paz.»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aqui