¿Qué son las hemorroides? Síntomas, causas y cómo tratar la enfermedad

0
407

Las hemorroides o almorranas son simplemente venas hinchadas situadas en la parte inferior del recto y en el ano. Pueden ser externas o internas y pueden estar causadas por diversos motivos. Son molestas, sangran y causan picor. Se trata de una dolencia muy frecuente y de hecho la mayor parte de la población la padece en algún momento de la vida.

Causas de las hemorroides
Aumento de presión

Para que se produzcan hemorroides tienen que hincharse las venas, muchas veces debido a una presión que provoca un aumento de su tamaño.

Hay diversos motivos:

– Presión cuando se produce la evacuación intestinal.

– Diarrea frecuente.

– Estreñimiento.

– Obesidad.

– Dieta baja en fibra.

– Embarazo.

– Sexo anal.

– No es conveniente estar sentado mucho rato cuando se produce la evacuación intestinal.

Síntomas de las hemorroides
Sintomatología típica

Hay unos síntomas muy comunes y fáciles de ver:

– Pérdidas pequeñas de sangre durante la evacuación (es el síntoma más claro).

– Picor en el ano.

– Irritación.

– Inflamación o hinchazón.

Hay tres tipos de hemorroides:

– Internas. Están en el interior del recto y son difíciles de detectar porque no suelen provocar dolor.

– Externas. Se sitúan debajo de la piel en la zona del ano y sangran.

Las hemorroides o almorranas son simplemente venas hinchadas situadas en la parte inferior del recto y en el ano. Pueden ser externas o internas y pueden estar causadas por diversos motivos. Son molestas, sangran y causan picor. Se trata de una dolencia muy frecuente y de hecho la mayor parte de la población la padece en algún momento de la vida.

Más noticias
Causas de las hemorroides
Aumento de presión

Para que se produzcan hemorroides tienen que hincharse las venas, muchas veces debido a una presión que provoca un aumento de su tamaño.

Hay diversos motivos:

– Presión cuando se produce la evacuación intestinal.

– Diarrea frecuente.

– Estreñimiento.

– Obesidad.

– Dieta baja en fibra.

– Embarazo.

– Sexo anal.

– No es conveniente estar sentado mucho rato cuando se produce la evacuación intestinal.

Síntomas de las hemorroides
Sintomatología típica

Hay unos síntomas muy comunes y fáciles de ver:

– Pérdidas pequeñas de sangre durante la evacuación (es el síntoma más claro).

– Picor en el ano.

– Irritación.

– Inflamación o hinchazón.

Hay tres tipos de hemorroides:

– Internas. Están en el interior del recto y son difíciles de detectar porque no suelen provocar dolor.

– Externas. Se sitúan debajo de la piel en la zona del ano y sangran.

– Trombosadas. Provocan un picor intenso y dolor continuado. Forman un pequeño bulto.

Diagnóstico de las hemorroides
Exploración visual

Normalmente, para realizar el diagnóstico únicamente es precisa una exploración visual, pero en ocasiones el médico recurre a una exploración digital que consiste en introducir un dedo en el ano para tratar de detectar posibles bultos.

Es menos frecuente, pero en ocasiones se realiza un rectoscopio o una colonoscopia. Esta última prueba es necesaria cuando el médico cree que hay riesgo de tener un cáncer colorrectal o alguna otra enfermedad del aparato digestivo.

Tratamiento y medicación de las hemorroides
Consejos para aliviar el malestar

Las hemorroides o almorranas son simplemente venas hinchadas situadas en la parte inferior del recto y en el ano. Pueden ser externas o internas y pueden estar causadas por diversos motivos. Son molestas, sangran y causan picor. Se trata de una dolencia muy frecuente y de hecho la mayor parte de la población la padece en algún momento de la vida.

Más noticias
Causas de las hemorroides
Aumento de presión

Para que se produzcan hemorroides tienen que hincharse las venas, muchas veces debido a una presión que provoca un aumento de su tamaño.

Hay diversos motivos:

– Presión cuando se produce la evacuación intestinal.

– Diarrea frecuente.

– Estreñimiento.

– Obesidad.

– Dieta baja en fibra.

– Embarazo.

– Sexo anal.

– No es conveniente estar sentado mucho rato cuando se produce la evacuación intestinal.

Síntomas de las hemorroides
Sintomatología típica

Hay unos síntomas muy comunes y fáciles de ver:

– Pérdidas pequeñas de sangre durante la evacuación (es el síntoma más claro).

– Picor en el ano.

– Irritación.

– Inflamación o hinchazón.

Hay tres tipos de hemorroides:

– Internas. Están en el interior del recto y son difíciles de detectar porque no suelen provocar dolor.

– Externas. Se sitúan debajo de la piel en la zona del ano y sangran.

– Trombosadas. Provocan un picor intenso y dolor continuado. Forman un pequeño bulto.

Diagnóstico de las hemorroides
Exploración visual

Normalmente, para realizar el diagnóstico únicamente es precisa una exploración visual, pero en ocasiones el médico recurre a una exploración digital que consiste en introducir un dedo en el ano para tratar de detectar posibles bultos.

Es menos frecuente, pero en ocasiones se realiza un rectoscopio o una colonoscopia. Esta última prueba es necesaria cuando el médico cree que hay riesgo de tener un cáncer colorrectal o alguna otra enfermedad del aparato digestivo.

Tratamiento y medicación de las hemorroides
Consejos para aliviar el malestar

No suele ser necesario recurrir a tratamientos muy complicados. Simplemente se trata de seguir unas pautas muy sencillas de forma regular.

– Tomar paracetamol o ibuprofeno.

– Consumir alimentos ricos en fibra para combatir el estreñimiento.

– Aplicación de cremas.

– Usar papel higiénico suave.

– Cuidar la higiene de la zona del ano.

– Limpiar la zona anal con agua caliente y complementar esa limpieza con la aplicación de bolsas de hielo durante breves periodos de tiempo.

Es poco frecuente que las hemorroides sean muy sangrantes, pero si esto sucede el médico puede inyectar un líquido que contiene una solución química para deshacerlas. En un caso extremo se puede recurrir a la cirugía.

Prevención de las hemorroides
Dieta saludable

La mejor prevención para las hemorroides consiste en tener una alimentación saludable y mantener siempre hidratado el organismo.

– Beber mucha agua y zumos de frutas.

– Dieta rica en fibra con mucha presencia de frutas, verduras y cereales integrales.

– No esperar demasiado tiempo en ir al baño en cuanto sentimos mínimamente necesidad.

– Controlar el estreñimiento e impedir que dure muchos días.

– Realizar ejercicio de forma frecuente.

– Intentar no estar mucho tiempo sentado de forma seguida.

– No hacer fuerza y contener el aliento a la hora de evacuar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aqui