Herpes: conoce sus síntomas, tratamiento y prevención

0
243

El herpes es una de las infecciones de transmisión sexual (y no sexual) más común entre la población mundial. Conoce más acerca de ella y ¡cuídate!

Las infecciones de transmisión sexual son un problema presente en la población. Por desgracia, muchas personas con una vida sexual activa desconocen sobre el tema, lo cual causa que la transmisión resulte más fácil. El herpes es un virus que se adquiere por diversas vías, entre ellas la sexual. Esta infección es más común de lo que se cree: en la actualidad 3700 millones de personas a nivel mundial —67% de la población— viven con ella, según datos de la Organización Mundial de la Salud. En esta nota te contaremos lo que debes saber acerca del herpes y cómo puedes evitar su transmisión.

¿Qué es el herpes?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud existen dos tipos de virus: el VHS-1, que se transmite por la vía oral y provoca herpes bucal —también puede causar herpes genital—. Y el VHS-2, que se transmite casi exclusivamente por la vía sexual. Esta infección genera la aparición de vesículas o úlceras en los genitales, así como en diversas partes del cuerpo. Dichas lesiones suelen provocar comezón, ardor y dolor.

¿Cómo se transmite el virus?

El virus se transmite cuando hay contacto de mucosas con lesiones (llagas) causadas por herpes. No es por tocar con la piel asientos, utensilios, prendas o personas que viven con el virus, sino por contacto directo entre mucosas. El médico agregó que la infección no se transmite por utilizar el mismo baño que una persona con herpes.

Sin embargo, el especialista aclaró que la saliva sí es un vehículo de transmisión del virus. O sea: si la saliva de una persona con herpes entra en contacto con las mucosas de otra persona, se podrá adquirir la infección. En consecuencia, si una persona tiene lesiones en la boca y se comparten vasos o cubiertos, existe una mayor probabilidad de infección.

En cuanto a la vía de transmisión sexual, ocurre cuando se practica sexo sin condón, ya sea oral, anal o vaginal. Los besos también son un método de infección, sobre todo si hay lesiones en la boca. Si se comparten juguetes sexuales y estos no se limpian correctamente o protegen con un condón, existe riesgo de adquirir herpes. De igual forma, si en el parto la madre tiene vesículas (ampollas pequeñas llenas de líquido) en la vía de nacimiento, transmitirá el virus al bebé.

Advierte que si se tiene sexo penetrativo sin condón, incluso cuando no haya lesiones herpéticas, se adquirirá la infección. El doctor comentó lo siguiente respecto al herpes y el VIH:

Estás úlceras (llagas o lesiones) que aparecen en mucosas lo que hacen es también crear una puerta de entrada para otros virus como el VIH. Al tener estas lesiones aumenta por dos el riesgo de infección por VIH.

¿Cuáles son los síntomas de la infección?

El síntoma más evidente de que el virus está en nuestro cuerpo es la aparición de las vesículas. Las lesiones pueden brotar en grupos en la zona genital, en la boca de forma única o extendidas en los brazos y piernas. En los casos más graves se puede presentar fiebre y de forma extrema las llagas aparecen en el cerebro, causando encefalitis (inflamación del cerebro) que a su vez podría provocar la muerte.

¿Existe tratamiento y cura?

El herpes es tratable con medicamento; sin embargo, no es una cura. El doctor nos dijo que una vez que el virus entra al cuerpo permanece en el organismo de por vida. No obstante, con aciclovir —el antiviral utilizado para tratar la infección— se pueden controlar los brotes de lesiones.

Lo más recomendable, es acudir al médico cuando aparezcan los primeros síntomas de la enfermedad. Un especialista en salud podrá recetarnos el tratamiento adecuado para nuestro caso específico, puesto que el aciclovir viene en diferentes presentaciones. ¡Es muy importante que NO te automediques!

Algunas recomendaciones de prevención

Algunos consejos para prevenir la transmisión del herpes, o bien para tratarnos en caso de que vivamos con el virus.

Practicar sexo con condón: el condón es una barrera que evitará el ingreso del virus a tu organismo; no solo del herpes, sino también de otras ITS.

Evita el sexo si hay lesiones: si una persona presenta lesiones herpéticas, lo mejor es evitar el sexo. Las lesiones son la vía de transmisión, y cuando están presentes es el momento de mayor riesgo.

No limpies lentes de contacto con saliva: Con la saliva estaremos poniendo el virus en nuestros ojos, lo cual podría derivar en ceguera.

Alimentarse bien, hacer ejercicio y evitar el estrés: con una dieta sana y practicando deporte nos mantendremos en buen estado de salud, lo que hará más difícil que el virus se manifieste. Además, el estrés es un factor que propicia la aparición de nuevos cuadros.

Si vives con VIH sé constante con tu medicamento: el herpes se presenta más cuando estamos inmunodeprimidos, por lo que debes tener cuidado en esto. Si mantienes tu tratamiento no tendrás problemas.

Para concluir, nos dan una reflexión acerca de esta enfermedad:

«Creo que un mensaje importante es que todos probablemente ya vivimos con herpes. Y hay que estar al pendiente de los brotes para evitar transmitirlo a las demás personas, o que al tener sexo nos pongamos en riesgo de que a través de las lesiones sea más fácil que adquiramos otras infecciones como VIH, sífilis, gonorrea, etc.»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aqui