La historia de los lubricantes usados durante el sexo

0
126

Los lubricantes para el sexo son uno de los artículos más comunes que existen hoy en día. Son tan populares que los puedes encontrar en prácticamente cualquier lugar, ya sea en farmacias, sex shops, supermercados y hasta en tiendas de autoservicio. Existen diferentes variedades como algunos que tienen un efecto duradero, otros probados en laboratorio y aquellos que son «amigables» para el pene o vagina.

Sin embargo, los productos anteriores son mucho más recientes y nuestros ancestros no los tenían hace cientos de años cuando querían pasar un rato divertido con sus parejas.

Aceite de oliva

La primeras menciones del aceite de oliva como lubricante para el sexo, fueron en el año 350 antes de Cristo, durante la época de los antiguos griegos, que es también el tiempo en el que el dildo se volvió popular. De acuerdo con el sitio Men’s Health, se cree que el aceite de oliva era el lubricante más común entre los griegos y los romanos y, según un texto de Aristóteles, se pensaba que también funcionaba como anticonceptivo (cosa que es falsa). La sexóloga Sherry Ross, explicó al sitio que en la actualidad, este aceite todavía se usa como lubricante natural, pero no es recomendado combinarlo con condones de látex.

Algas

El botánico Ryan Drum señaló al sitio que la gente en Japón, Corea y China han usado una sustancia llamada carragenano — un derivado de las algas— como lubricantes desde hace «miles de años». El carragenano es líquido grueso y pegajoso, soluble en agua y resbaloso. En la actualidad, es usado en muchos lubricantes y condones lubricados modernos y según estudios, puede reducir el riesgo de transmisión del virus del papiloma humano.

Camote

Entre 1603 y 1868, los japoneses usaban como lubricante una sustancia llamada tororo-jiru, que se obtiene al raspar camote chino. El sexólogo Eric M. Garrison explicó al sitio que la consistencia del lubricante de camote «es muy similar al puré de manzana», pero que sabe a jícama.

Aceite de clavo

En Japón, durante la misma época, los hombres usaban el aceite de clavo como lubricante para sexo anal y para los dildos. A pesar de su fuerte esencia, el aceite de clavo sigue siendo usado para crear lubricantes modernos, sprays y cremas diseñadas para el sexo anal, ya que tiene propiedades analgésicas y relajantes. Saliva La saliva probablemente se ha usado como lubricante desde siempre y hay pruebas de ello en libros chistes chinos del siglo XVIII. Sin embargo, no es recomendable usarla durante el sexo, ya que además de no lubricar de manera correcta, es antihigiénico.

Primeros lubricantes modernos

A inicios de 1900, las personas utilizaron el Gel KY, una sustancia basada en glicerina, como lubricante para el sexo antes de que la compañía lo comercializara como uno. La vaselina, patentada en 1872, también fue aprovechada como lubricante y en la actualidad muchas personas la continúan usando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aqui