Consejos de viaje esenciales para la comunidad LGBT

0
76

Se calcula que el mercado de viajes para la comunidad LGBT tiene un valor de 211,000 millones de dólares en todo el mundo, pero en muchas partes, los viajeros que practican este estilo de vida enfrentan preocupaciones de seguridad características. Más de 70 países aún criminalizan la homosexualidad, entre ellos, populares destinos turísticos como Barbados, Jamaica, Egipto, Dubái y Singapur.

Incluso en los lugares donde las relaciones entre personas del mismo sexo no son ilegales, podría producirse acoso, amenazas y violencia. Esto es lo último en lo que querrías pensar si está de vacaciones, pero este es el mundo en el que vivimos. De acuerdo con Community Marketing & Insights (CMI), 64 por ciento de los viajeros LGBT afirman que su seguridad como miembros de esa comunidad es una de sus principales preocupaciones cuando viajan a otros países. Y 45 por ciento de los estadounidenses transgénero señalan que se han sentido amenazados con violencia verbal o física mientras han estado de viaje. Ahora que las empresas atienden cada vez más al grupo demográfico LGBT, existe una mayor conciencia de esas preocupaciones.

Lanzada en 2014, la aplicación para teléfonos móviles GeoSure proporciona información de seguridad hiperlocal sobre cientos de destinos en todo el mundo, que va desde describir la situación en todo el país hasta hacerlo en el nivel de cada barrio. Las puntuaciones se asignan a cada área con base en los datos del Departamento de Estado de Estados Unidos, Naciones Unidas y otros organismos confiables, así como reseñas en primera persona aportadas por los usuarios. “No tratamos de persuadir a las personas de que dejen de viajar”, declaró a Newsweek Michael Becker, director ejecutivo de GeoSure. “Queremos que las personas viajen a todo el mundo. Simplemente deseamos que lo hagan de manera informada, inteligente e inspirada”.

Además de las puntuaciones sobre daño físico, robos, problemas médicos y seguridad de las mujeres, GeoSure añadió recientemente un filtro para que los usuarios puedan ver áreas con puntuaciones específicas relacionadas con la seguridad de las personas LGBT. “Analizamos los niveles de cada región, de cada país, de cada ciudad y de cada barrio”, explica Becker. “Analizamos el ambiente religioso y político, las leyes y costumbres, las estadísticas de crímenes [y] datos no estructurados, como los encabezados de los diarios locales”. Si viajas a una nueva ciudad, ya sea dentro de Estados Unidos o en otro país, estos consejos te ayudarán a garantizar que tu viaje sea seguro y relajante.

1. Haz tu tarea

Antes incluso de reservar tu vuelo, investiga la situación para las personas de la comunidad LGBT. ¿La homosexualidad es ilegal? ¿Las personas de este estilo de vida son tratadas con desdén? ¿Te pondrán obstáculos en la recepción del hotel si tú y tu pareja piden una cama matrimonial? A fin de cuentas, tú decides si visitas o no un país donde la comunidad LGBT se encuentre marginada, pero tu decisión debe estar informada. La página de viajes para la comunidad LGBT del Departamento de Estado de Estados Unidos es un buen punto de inicio, y puedes hallar información detallada sobre ciudades y países en sitios como GayCities, TravelGay, Out Traveler, Spartacus y Radr.

2. Sé discreto

No es justo, pero una simple muestra de afecto, como un beso o tomarse de las manos, puede ser problemático e incluso peligroso, dependiendo del sitio en el que estés. Quizás para ti sea como asumir una postura, pero como fuereño, estarás en una seria desventaja. “Observa las leyes y respeta las costumbres y culturas locales”, aconseja Becker. “Sé discreto y compórtate adecuadamente. Si te reúnes con alguien por primera vez, compórtate con mesura. Todo se limita a conocer a tu público”.

3. Conoce tus derechos

En Estados Unidos, la Administración de Seguridad en el Transporte está legalmente impedida de exigir a los pasajeros transgénero que se retiren las prótesis o fajas. Pero esto no es así en todas partes. En algunos países, el solo hecho de portar material sexualmente explícito, o incluso preservativos, puede ser utilizado como prueba de que ejerces un trabajo sexual.

Si viajas con tu pareja, quizás desees llevar una prueba de tu estado civil. Si uno de ustedes requiere atención médica o se mete en problemas con las autoridades, podría resultar difícil ejercer sus derechos matrimoniales de otra manera.

4. Acude a negocios amigables con la unidad LGBT

Un número cada vez mayor de hoteles, restaurantes y balnearios no solamente da la bienvenida a huéspedes LGBT, sino que los buscan activamente: cadenas como Marriott, Hilton y Preferred Hotels tienen micrositios dirigidos a los visitantes gays, y IGLTA y TAG aprueban alojamientos que satisfagan ciertos requerimientos, como tener políticas incluyentes y no discriminatorias, así como personal capacitado para atender temas específicos de la comunidad LGBT.

El uso de casas compartidas es una manera estupenda de conocer a los habitantes de la localidad, pero no es probable que quieras tener que adivinar si tu anfitrión de Airbnb es tu aliado o no. EBAB y MisterB&B se centran en alojamientos LGBT y amistosos con esa comunidad, y, de manera crucial, sus anfitriones también pueden indicarte cómo interactuar en la ciudad si eres gay. De hecho, Matthieu Jost fundó MisterB&B después de que él y su pareja fueron rechazados por un arrendador homofóbico en Barcelona. El sitio tiene una lista de más de 135 destinos (no todos son amistosos con la comunidad gay) y trabaja para proteger a los viajeros y a los anfitriones.

Por ejemplo, en las áreas represivas, los anfitriones tienen la opción de mantener en privado sus fotos de perfil. “En Rusia, encontramos que nuestros anfitriones están muy dispuestos a dar la bienvenida a los viajeros gays”, declaró Jost a Newsweek. “Para ellos, es una manera de mantenerse en contacto con su comunidad cuando no pueden hacerlo normalmente”.

Si planeas reservar un paquete de viaje o un crucero, considera la posibilidad de contratar a un operador centrado en la comunidad LGBT. No solo será tu aliado y te dará su apoyo, sino que conocerá el panorama local, te conectará con tu comunidad y te tratarán con respecto. Entre los operadores principales están Detours, Vacaya, Olivia (orientado a las mujeres lesbianas), Out Adventures, R Family Vacations (muy adecuado si tienes hijos), Atlantis Cruises y Rainbow Gay Tours. “Cada persona LGBTQ tiene un nivel distinto de comodidad en cuanto a la imagen que presenta al mundo exterior”, declaró a Newsweek Randle Roper, director ejecutivo de Vacaya. “Vemos que algunos viajeros se muestran discretos con respecto a sus preferencias, mientras que otros las muestran abiertamente.

En Vacaya, tratamos de crear una atmósfera en la que las personas se sientan libres de ser exactamente como son”. Un crucero o un viaje gay, afirma Roper, también significa formar parte de la mayoría, posiblemente por primera vez. “Ese simple cambio, de pertenecer siempre a una minoría a pasar de repente a ser parte de la mayoría puede tener un efecto profundamente positivo en el mundo real”.

5. Actúa con inteligencia si vas a ligar

Desde luego, un romance en vacaciones puede ser muy divertido, pero también tiene sus riesgos: un turista ingenuo es el blanco perfecto de robos, chantajes, o cosas peores. En algunos países, las autoridades vigilan los sitios de citas gays para atrapar a los usuarios. Es posible que te encuentres en problemas legales, o que se espere que sobornes a algún oficial de policía. Si conoces a alguien en línea, pídele una foto y detalles sobre los sitios que frecuenta.

Infórmale a alguien a dónde vas, incluso se trata del conserje del hotel. (No tienes que darle muchos detalles). Reúnete con tu nuevo amigo en público y manténte alerta ante cualquier señal de peligro. “Básicamente, evita convertirte en un objetivo”, aconseja Becker. “Sé consciente de los lugares a los que vas de noche. Mantén tus antenas arriba; no te reúnas con tu nuevo amigo en un lugar sospechoso ni aceptes bebidas de extraños”.

6. Ten siempre a la mano información para pedir ayuda en caso de necesitarla

Si has sido amenazado o fuiste víctima de algún delito, y no crees que sea seguro acudir a las autoridades locales, contacta con la embajada o consulado de tu país más cercano. El personal diplomático protegerá tu privacidad, y (de manera ideal) evitará hacer suposiciones o juicios. Si eres arrestado, pide de inmediato a la policía que lo notifique a tu embajada. OutRight International es un grupo mundial a favor de los derechos de la comunidad LGBT que podría ponerte en contacto con activistas, abogados y recursos locales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aqui