La literatura gay salta el arcoíris

0
155

Los libros de temática homosexual salen del nicho, se abren al conjunto de los lectores y se atreven con todos los géneros

Hubo un tiempo en que la literatura gay respondía a un patrón casi exclusivo: un autor homosexual, habitualmente del género masculino, escribía una novela de iniciación o sobre las primeras experiencias de acercamiento al sexo; y ese libro llegaba a un público mayoritariamente homosexual y masculino. Pero aquel tiempo ya pasó y la literatura homosexual vive un momento de gran auge: se ha vuelto variada en su temática, en sus géneros y también en su público.

La editorial Egales fue precursora de la literatura gay en España y Dos Bigotes se ha sumado a ese camino. Nació en 2014 y desde entonces ha publicado 42 libros. «Cuando empezamos, nos dirigíamos al colectivo LGTBI, pero con el tiempo, el conjunto de la sociedad se está haciendo partícipe de estos libros. Podemos decir que la temática homosexual es sólo un punto de partida para contar historias que lleguen a todo tipo de públicos», explica Alberto Rodríguez, editor de este sello.

La irrupción de la homosexualidad en todos los géneros ha abierto nuevos horizontes. El ensayo, que está otra vez de actualidad, la novela, la poesía, el teatro o el cómic LGTBI se están haciendo un hueco en las librerías, especialmente en la semana del Orgullo Gay, que culminará con el gran desfile del sábado 6 de julio en Madrid.

‘Sí, si es contigo’, de Calle y Poche; ‘Voy a hablar de Sarah’, de Pauline Delabroy-Allard; ‘We can be heroes’, de Roberta Marrero; ‘Las biuty queens’, de Iván Monalisa Ojeda; ‘Orgullo’, de Josema Busto; ‘Ahora que ya lo sabes’, de Oriol Pamies; ‘Lesbianas, así somos’ (varias autoras), ‘Nueva York de un plumazo’, de Mateo Sancho Cardiel; ‘Boy Erased (Identidad borrada)’, de Garrard Conley; o ‘Un apartamento en Urano’, de Paul B. Preciado, son algunos de los innumerables títulos que abordan, desde perspectivas variadas, la temática homosexual.

Pero un lugar especial merece ‘Call me by your name’, la novela de André Aciman que se convirtió en una película ganadora del Oscar al mejor guión adaptado en 2018. En este caso, el cine dio visibilidad a un libro que se convirtió en fenómeno literario y que en esta nueva ola ha sido uno de los primeros en saltar el arcoíris. Aciman acaba de publicar ‘Variaciones Enigma’.

Identidad sexual

La escritora Elia Barceló ha publicado ‘El eco de la piel’, un recorrido por la identidad sexual de un personaje a lo largo del franquismo y la democracia. «La identidad genérica y sexual es absolutamente central», cree Barceló. «Tendemos a pensar que ese tipo de problemática es algo moderno, surgido en el siglo XX; hay incluso quien piensa que se trata de una moda pasajera como el largo de las faldas. Pero es un tema que existe desde que el mundo es mundo, o más bien desde que los seres humanos son seres humanos, pero que durante siglos, por diferentes razones, muchas de ellas religiosas y culturales, no se consideró digno de pasar a la literatura», asevera Barceló.

«Esta literatura siempre ha existido, pero ahora es más variada, como el colectivo, y busca públicos más amplios», corrobora Alberto Marcos, editor de Plaza y Janés. «Ocurre lo mismo que con las películas, las series o los programas de televisión. Antes, apenas había relaciones homosexuales en ellos y cuando las había, se generaba cierto escándalo. Ahora, vemos que series como ‘Élite’ o grandes espectáculos como ‘Operación Triunfo’ han normalizado la homosexualidad y el mundo editorial sigue esa misma línea», apunta Marcos.

A su juicio, este despegue de la literatura LGTBI «no es una moda». «Aunque es obvio que hace diez años también existían los libros con historias de homosexuales, no existían tantas opciones. La propia industria de la cultura está llevando una evolución que también ha llegado a las grandes editoriales. Antes había editoriales especializadas, ahora los grandes grupos apuestan por este tipo de libros», subraya.

Este editor pone como ejemplo de la ampliación de la audiencia la novela ‘Llamarás un domingo por la tarde’, de Javier Cid. «El protagonista es un chico gay, pero en la promoción, por ejemplo, no se explicita porque creemos que cualquier persona que ronde los 40 años se puede identificar con la historia de desamor que la novela propone».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aqui