¿A los activos les duele en su primera vez?

0
736

Esta es la pregunta del millón de dólares. En esta nota te diremos si a los activos les duele la ‘berenjena’ en su primera vez.

Echar pasión es una de las cosas más placenteras que existen. Sin embargo, la primera vez puede no resultar tan amena como uno pudiera pensar. Además, debes saber que la primera ocasión que vayas a enterrar la espada en la piedra puedes experimentar algunas sensaciones que no son agradables. En esta nota te diremos si a los activos les duele en su primera vez.

Es bien sabido que los chicos que gustan de ser pasivos sí pueden experimentar dolor la primera vez que se avientan un ‘palenque’. No obstante, hay muy poca información respecto a los hombres activos —y no nos referimos solo a los que tienen mucha energía—. Por esta falta de conocimiento, el primer round puede volverse doloroso en lugar de gozoso.

¿Por qué a los activos les duele el amiguito en su primera vez?

Hay una serie de factores que influyen para que el primer ‘duelo’ que tenga un activo sea algo doloroso. La primera y más importante es la circunsición. Si tu amigo viene con casco incluido, entonces puede que tengas algunas dificultades cuando quieras que entre a la cueva. La razón de esto es que en ocasiones el gorrito de tu berenjena le aprieta y al dar amor la fricción que provoca el movimiento puede provocar dolor.

La otra cuestión que puede influir para que un hombre experimente dolor en su primera vez es el frenillo. Esta parte de tu amiguito es un ligamento que está justo abajo de su cabecita. Algunos hombres tienen esta parte muy corta y eso provoca que el movimiento de entrada y salida —¿ya sabes a lo que nos referimos?— sea doloroso.

Otro punto importante a considerar es que el lugar por donde va a entrar tu compañero puede ser estrecho. Esto puede ocasionar que cuando «hundas el palo en la maceta» sientas un poco de incomodidad.

¿Qué se puede hacer para evitar esto?

Afortunadamente hay varias opciones para evitar estas molestias. Para evitar que el gorrito o el frenillo te cause dolor, es recomendable «jalarle el cuello al ganso». Con esta actividad, la flexibilidad de la piel de tu amiguito se vuelve mayor. Asimismo, con esta acción el dolor irá disminuyendo, pues la berenjena ya estará acostumbrada al movimiento.

Sumado a esta ancestral técnica, el lubricante también hará maravillas por ti y tu pareja. Este producto ayudará a que la entrada del dragón en la cueva sea con más suavidad y la fricción no te afecte o sientas dolor. Eso sí, recuerda que siempre debes utilizar condón.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aqui