Formas de apoyar a las mujeres siendo hombre gay

0
841

Ser un hombre gay no significa que no puedas apoyar a la lucha feminista. Descubre con esta nota cómo ser un aliado para las mujeres.

El simple hecho de que hayas llegado a esta nota por interés real y genuino, ya es un buen paso, bebé. Y si te has preguntado cómo puedes apoyar a la lucha feminista siendo un hombre gay, llegaste al lugar correcto. En esta nota te decimos formas básicas con las que puedes empezar a convertirte en aliado de las mujeres.

Cuestiona tus privilegios

Lo primerito que tienes que hacer es cuestionar tus privilegios. Te preguntarás cuáles privilegios, especialmente al ser gay. Sin embargo, el simple hecho de ser hombre ya es un privilegio dado que vivimos en una sociedad machista. Tener ‘privilegios sociales’ no es algo necesariamente malo. Solo estáte consciente de ellos para que cuando opines o actúes de una determinada manera, no lo hagas desde tu privilegio.

Además, reconocer y cuestionar tus propios privilegios, va a ayudar a que también te cuestiones las actitudes machistas que puedas tener. Porque no, corazón, ser gay no significa que un hombre no sea machista. Vaya, hay lesbianas y mujeres en general que también lo son. Lo importante es darse cuenta de esos machismos o micromachismos que repetimos y eliminarlos de nuestro existir.

No busques protagonizar la lucha

Si de verdad quieres ser un gay aliado para la lucha feminista, no busques protagonizar esa lucha. Entiende que es un movimiento necesario para las mujeres y que sí, aunque también te beneficia a ti y a todos, son ellas quienes deben ser visibles a través de él. Nosotros tenemos diferentes maneras de visibilizarnos, así que evitemos llegar a acaparar también el foco de atención que pocas veces se les da a las mujeres como colectivo.

Por ejemplo, en las marchas y manifestaciones, asiste. Pero si el movimiento no está convocando a hombres, respeta y busca otras formas de apoyar como difundiendo información sobre la marcha/evento del que se trate.

Respeta las voces y posturas de las mujeres

No significa que tengas que concordar con ellas. Pero un verdadero gay aliado feminista no va a demeritar ni la voz ni la lucha de una mujer. Si no te representa, ok, no te representa. No significa que tengas que dar tu opinión toda vez. Sobre todo porque tú, al no ser mujer, no tienes una base real para hablar sobre qué es ser mujer y las problemáticas que enfrentan las mujeres.

Rodéate de mujeres feministas

La mejor forma de acercarte al feminismo es a través de otras mujeres feministas. Acércate a ellas, pídeles que te ayuden a entender el movimiento y, sobre todo, ESCUCHA lo que tienen que decir.

Infórmate e informa a quienes tienes cerca

No hables solo por hablar. Investiga todo lo que tengas que investigar, júntate con todas las feministas con las que te tengas que juntar. Pero también comparte todo lo que aprendes con las personas que tienes cerca. Hazle notar a tu círculo cercano cuándo está repitiendo conductas machistas y/o misóginas y sensibilízalos sobre por qué es violento con las mujeres.

Hay muchas cosas que puedes hacer por la lucha feminista siendo un hombre gay. Estas son solo algunas de ellas. Pero para más información, dirígete a la feminista a la que más confianza le tengas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aqui